Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Pizarra estrena una nueva actuación del Corredor Verde del Guadalhorce, un sendero de cuatro kilómetros con pasarelas y miradores

Noticias

Sendero de Pizarra. Corredor Verde del Guadalhorce

Pizarra estrena una nueva actuación del Corredor Verde del Guadalhorce, un sendero de cuatro kilómetros con pasarelas y miradores

La Diputación ha financiado con 1,3 millones de euros parte de la actuación, que une el núcleo urbano pizarreño con la barriada de Vega Hipólito

Francisco Salado resalta el avance de las actuaciones del corredor verde, que permiten la recuperación ambiental del río, la creación de zonas de esparcimiento y el acondicionamiento de paseos

Pizarra estrena un sendero de cuatro kilómetros que une el núcleo urbano de la localidad con Álora, a través de tramos terrizos, pasarelas y miradores, atravesando una zona de privilegiadas vistas sobre el valle del Guadalhorce y sobre el Parque Nacional de la Sierra de las Nieves.

Parte de la actuación, de 1,5 km, que va desde el núcleo urbano con la barriada de Vega Hipólito y que ha sido financiada por la Diputación de Málaga con 1,3 millones de euros, forma parte del Corredor Verde del Guadalhorce, un ambicioso proyecto promovido por la institución provincial para crear el mayor parque fluvial de España, que englobará más de cuatro millones y medio de metros cuadrados.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha inaugurado hoy este sendero junto al alcalde de Pizarra, Félix Lozano. También han asistido los alcaldes de Álora y de Cártama, Francisco Matínez y Jorge Gallardo, respectivamente. La inauguración ha coincidido con el 206 aniversario de la concesión del título de villa a Pizarra.

Salado ha destacado que el Corredor Verde del Guadalhorce es un proyecto ilusionante en el que la institución provincial trabaja conjuntamente con los ocho municipios que forman parte de la cuenca baja del Guadalhorce y con la Junta de Andalucía.

“Será un revulsivo para toda la comarca y para la provincia -ha añadido-, ya que aúna la recuperación ambiental del río y su entorno, la creación de grandes espacios de esparcimiento y ocio y el acondicionamiento de senderos y paseos”.

Salado ha recordado que la Diputación ha financiado otras dos actuaciones del Corredor Verde del Guadalhorce: en Álora, una pasarela peatonal de madera sobre el río, de 90 metros, entre las barriadas aloreñas de El Puente y la Estación; y en Coín, el acondicionamiento de un sendero fluvial de 12,5 kilómetros.

Además, ha anunciado que se han transferido al Ayuntamiento de Pizarra 359.000 euros para la puesta en marcha de un Aula de la Naturaleza, unas obras que el Ayuntamiento pizarreño licitará en breve. Y ha añadido que también se habilitará un nuevo sendero desde el puente de Álora hasta el restaurante Los Caballos, un proyecto del Ayuntamiento de Álora que actualmente se está supervisando para proceder a su aprobación y financiación.

Igualmente, se ultima un proyecto para la agrupación de vertidos y construcción de una estación depuradora para las barriadas aloreñas de El Chorro, Bermejo, Caracuel, Las Mellizas y Los Llanos, cubriendo un área de 20 kilómetros. De esta forma, se evitará que las aguas residuales de esas barriadas lleguen al río. Y, además, aprovecharemos el trazado de la tubería para habilitar el terreno como sendero.

Y desde Turismo y Planificación Costa del Sol se trabaja en otro tramo desde Pizarra hasta Cortijo del Arte. E, igualmente, se contemplan otros paseos fluviales en Cártama y Alhaurín de la Torre.

Sendero de Pizarra

El sendero inaugurado hoy -cuyas obras desde el núlcleo urbano de Pizarra hasta la barriada de Vega Hipólito ha ejecutado la empresa Sando- discurre durante 1,5 km junto a la carretera A-343 y cuenta con tramos de pavimento terrizo y otros con plataforma con un pavimento de lamas de madera. A lo largo del trazado se han habilitado tres miradores, con un pavimento de lamas de madera y se han adecuado espacios para aparcamiento. También se ha instalado una pasarela de madera de 14 metros para salvar el arroyo del manantial de la Fuensanta.

Hasta ahora, el tránsito peatonal entre los núcleos de Pizarra y Vega Hipólito se realiza por el espacio que queda entre la carretera y el talud, no existiendo un paso habilitado y resultando peligroso para el peatón en la mayor parte del recorrido. Con el nuevo sendero se propicia un paso peatonal seguro que, además, ofrece la posibilidad del paseo tanto como práctica deportiva como para exclusivo disfrute del paisaje.